Con más de 45 años de experiencia como fabricante de sistemas de suelo radiante, conocemos las necesidades de cada tipo de instalación de suelo radiante y el producto que mejor se adecua a cada una. Disponemos de 4 tipos de producto repartidos en más de 15 gamas y 200 productos, todos ellos fabricados por empresas de nuestro grupo, porque sabemos que cada obra es distinta, y necesita de una solución adecuada.

Como fabricante, disponemos del abanico de soluciones más amplio del mercado. Realizamos estudios personalizados, recomendando el producto que mejor se adecua a cada proyecto y no aplicando un mismo producto a todos los proyectos.

Para conocer todos los detalles, os invitamos a asistir a nuestras sesiones Webinar. La próxima sesión será en colaboración con APEME el próximo 29 de marzo a las 16h, de “Todo lo que necesita saber sobre el suelo radiante eléctrico”. Inscríbete aquí.

Empieza a conocer los diferentes productos:

El cable calefactor

Recomendado tanto en reformas como en obra nueva. Es el sistema más versátil de los cuatro. Permite una instalación modulable según la repartición del cable en la superficie.

Debe quedar embebido en hormigón o cemento, bien en una capa de cemento autonivelante, o bien en el mismo cemento cola flexible utilizado para fijar el suelo cerámico.

La manta calefactora

 

El mismo cable calefactor esta preinstalado en una malla de fibra de vidrio con un paso de separación y una potencia superficial definidos.

Permite una instalación mucho más sencilla y rápida.

Como para el cable, es válida tanto en reformas como en obra nueva y quedando embebido en una capa de cemento.

Es la gama de producto más utilizada en obra nueva/reformas integrales y en reformas bajo suelos cerámicos y mármoles.

Fabricamos 10 gamas distintas cubriendo un abanico de potencia superficial de 60 a 180W/m2 y anchos de 25 cm a 70 cm para dar respuesta a todo tipo de proyectos distintos.

Tanto la manta como el cable son los productos indicados en obra nueva, o rehabilitaciones con suelos cerámicos, terrazos, mármol, (donde se necesitará siempre una capa de hormigón y cemento), por ser productos diseñados a tal efecto y que cumplen con los requisitos de resistencia mecánica necesarios (Norma IEC 60800).

En este tipo de instalación NUNCA debe usarse el folio con recubrimiento de cemento, a ser un producto desarrollado con unas características muy distintas adaptadas a instalaciones en seco, con suelos laminados y parquet como vemos a continuación.

El folio radiante

Es un sistema ideal para reformas. Se instala sin cemento directamente debajo de un suelo laminado. Con un espesor inferior a 1mm, es ideal para instalar sobre un suelo existente, elevando el suelo de menos de 1cm con el aislante incluido.

Con potencias superficiales de 60 a 200W/m2.

Resistencias en paralelo que permiten realizar los cortes y conexiones en la obra.

No apto para colocación en zonas húmedas.

La manta de aluminio

Ideal para reformas. Instalación en seco sin cemento directamente debajo del suelo laminado. Con un espesor de menos de 2 mm, es ideal para instalar sobre un suelo existente.

Dispone de una capa de aluminio en toda su superficie conectada a tierra para poder instalarse en zonas húmedas, cumpliendo con los requisitos del Reglamento de baja tensión.

Disponible en dos potencias superficiales de 80 y 140 W/m2.

Puedes encontrar más información técnica en nuestro cuadríptico dedicado a Suelo radiante.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies