Buenas prácticas – Parte 1: Aislante térmico

El suelo radiante eléctrico sistema de calefacción por excelencia se instala debajo del recubrimiento de suelo. No necesita ningún sistema de generación de calor centralizado, aportando numerosas ventajas respecto a otros sistemas de calefacción: Inversión reducida, máxima flexibilidad, instalación independiente estancia por estancia, exento de mantenimiento y una larga vida útil.

La instalación aunque sencilla debe realizarse siguiendo nuestras recomendaciones para asegurar el confort optimo, eficiencia energética y una larga durabilidad.  

En este primer artículo de buenas prácticas, empezaremos por el paso previo a la instalación de la manta calefactora, la instalación del aislante térmico de suelo.   

El correcto aislamiento de suelo tiene un papel primordial en el funcionamiento óptimo de la instalación. Permitirá tener un rendimiento máximo en todos los aspectos: confort, ahorro energético y reactividad.

El aislante de suelo permite dirigir el flujo térmico hacia la superficie del suelo limitando al máximo las perdidas térmicas hacia abajo. La colocación de la banda perimetral alrededor de la estancia permite por su parte evitar puentes térmicos a la periferia del suelo eliminando al máximo la transmisión de calor por conducción entre el suelo y las paredes de la estancia.

Este aislamiento específico de suelo no sustituye de ninguna manera al aislamiento del edificio que permite minimizar las perdidas térmicas y el consumo de energía.

Caso de construcción nueva

En el caso de construcción nueva, no suele haber limitación de espesor para la colocación del aislante de suelo. Para un rendimiento óptimo, se recomienda colocar un aislante con una resistencia térmica de 1 m2K/W. En el caso que la estancia este ubicada encima directamente del exterior, de un local no calentado o de un terraplén, se recomienda incrementar la resistencia térmica del aislante hasta 2 m2K/W.

El aislante debe ser incompresible o de alta densidad con un mínimo de 25kg/m3.               

Se recomienda por ejemplo, el uso de aislante de poliestireno extruido (XPS) de 3 cm para alcanzar una resistencia térmica de 1 m2K/W o bien de 5-6cm de espesor para alcanzar una resistencia térmica de 2 m2K/W.

Reformas:

En el caso de reformas, hay que asegurarse de la altura disponible para poder elegir el aislante adecuado. Aunque en la mayoría de casos, no se suele disponer de mucho espesor, es imprescindible colocar un aislante térmico y hay que recurrir a aislantes con altas prestaciones para obtener un rendimiento óptimo del suelo radiante.

La colocación de las planchas de F-Board (poliestireno extruido con recubrimiento de superficie) de 6 mm permite acortar a una tercia parte el tiempo de calentamiento. El aislante F-Board dispone de un recubrimiento superficial de cemento reforzado que permite una adhesión perfecta de los productos de agarre (cemento cola, auto-nivelante) para una instalación más sencilla y de mejor calidad.

Existen también otros tipos de aislantes con resistencias térmicas elevadas y de alta densidad que son aptos para la instalación de suelo radiante eléctrico como por ejemplo aislantes de fibra de madera.

Colocación del aislante:

Tanto en reformas como en construcción nueva, se tiene que cuidar el estado de superficie del suelo soporte. Debe estar limpio sin residuos o restos de yeso, así que plano y horizontal.

Los aislantes rígidos no deberán tener una deformación (flecha) superior a 4mm/m para evitar bolsas de aire debajo el aislante.   

Por otro lado, se debe impedir la penetración de cualquier material, especialmente lechada dentro de las juntas entre los tableros, entre tableros y pared o directamente en el aislamiento, por ese motivo se tiene que sellar/obturar las juntas entre tableros con cinta adhesiva o la colocación de una capa de desolidarización impermeable y estanca (por ejemplo una lámina de polietileno de 200 µm de espesor).

De la misma manera, se debe cubrir con aislante la totalidad de la superficie de la estancia aunque la manta calefactora solo cubra parte de ella.

Ceilhit, 17 de julio de 2018

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies