Nuevo concepto para edificios de consumo energético casi nulo

Edificios como elementos activos del sistema energético

El concepto energético propuesto, considera el uso de edificios equipados con almacenamiento por baterías como un elemento activo en la red de distribución de energía. El proyecto piloto, iniciado en Fenix en Junio 2016, tiene como objetivo el testear las diferentes posibilidades de utilizar y controlar un edificio de esta naturaleza. El edificio piloto es un nuevo centro de oficinas en Jesenik, construido según el estándar 2020 de edificios de consumo casi nulo.

¿Cuál es el objetivo del proyecto?

El objetivo es por una parte probar la cooperación de un edificio equipado con baterías con una red de distribución eléctrica llamada inteligente (Smart grid), y por otra parte demostrar las ventajas de tal sistema para todas las partes implicadas (productor / distribuidora / consumidor). Otro propósito es de comprobar la viabilidad de la creación de una nueva tarificación, para períodos de excesos de electricidad en la red, y durante los cuales se podrían cargar las baterías de este tipo de edificios a condiciones ventajosas. Entonces, en situaciones de picos de demanda, las baterías permitirían una desconexión parcial o total del edificio.

¿Para qué tipo de edificios está diseñado este concepto?

El conocimiento y la experiencia adquirida durante la operación de este proyecto piloto para un edificio de oficinas podrá aplicarse a cualquier tipo de edificios, incluido viviendas, sin ningún tipo de limitaciones.

¿Cómo funcionara el sistema?

El usuario dispondrá de un sistema de almacenamiento de energía por batería en su edificio/vivienda (conjuntamente con el sistema de control electrónico) y podrá contratar con su comercializadora de electricidad una tarificación especial. La naturaleza exacta de la operación del sistema (i.e. si las baterías tienen que cargarse de la red eléctrica, o de los paneles fotovoltaicos del edificio, o si la energía necesaria a la operación del edificio viene de la red o de las baterías) estará controlada por el operador de la red de suministro eléctrico. Por el hecho de poner a disposición de la red su capacidad de almacenamiento, el consumidor podrá beneficiarse de una tarifa muy ventajosa de compra de energía.

¿Puede ser una buena inversión?

La creación de una tarifa para edificios equipados de baterías de almacenamiento está prevista en los próximos 3-5 años. A la vista de las inversiones a nivel mundial en las tecnologías involucradas, se puede esperar una reducción del 50% del coste de las baterías respeto a los precios actuales, permitiendo entonces un rápido retorno sobre inversiones.

¿Será necesario implantar un nuevo sistema de control?

No, ya existe un sistema de control adecuado. Se trata del sistema de control remoto que los operadores de la red energética usan actualmente para encender o apagar aparatos en edificios equipados con un receptor de control remoto (típicamente aparatos de calefacción por acumulación o calentadores de agua). Este mismo sistema se puede usar para el control de carga de las baterías.

¿De qué manera este concepto difiere de las instalaciones llamadas “aisladas”?

Las instalaciones llamadas “aisladas” son totalmente independientes de la red de distribución energética. Para que la producción de electricidad y el consumo pueda equilibrarse en tales instalaciones, tanto a lo largo del día (24h) como a lo largo del año (4 estaciones), es necesaria una importante capacidad de almacenamiento de energía y una fuente de energía renovable potente. Resulta ser una solución cara y con una capacidad desaprovechada la mayor parte del año. Teniendo en cuenta la densidad en los pueblos,  de población y la red de distribución existente, la creación de una red compartida de baterías individuales tiene más sentido que la implantación de instalaciones aisladas.

¿Por qué es necesario un sistema de almacenamiento de baterías?

El principal problema de nuestro sistema energético actual no es de un déficit de energía, sino de un exceso de energía. Es aún más problemático en el caso de producción de energía por fuentes renovables como las fotovoltaicas o las eólicas, que básicamente no se pueden controlar. Sin embargo, tenemos que producir cada vez más energía a partir de estas fuentes renovables. Resulta entonces necesario de encontrar la manera de almacenar la energía en su forma universal (energía eléctrica) de manera efectiva y eficiente. El almacenamiento por baterías responde a todos estos criterios.

EDIFICIOS COMO PARTE ACTIVA DEL SISTEMA ENERGÉTICO. Ver vídeo

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies