APLICACIONES - DESHIELO DE EXTERIORES

En climas fríos, aparece muy a menudo la necesidad de proteger contra la nieve, el hielo y la helada varios tipos de instalaciones, principalmente canalones o bajantes, tejados, o superficies exteriores (aceras, rampas de parking, escaleras, etc…). Gracias a su efectividad y a la sencillez de su instalación y utilización, los cables calefactores se han impuesto como la única solución para estas aplicaciones.

deshielo-exteriores-1

Deshielo de vías de acceso

Gracias a los cables calefactores, es posible proteger cualquier vía de acceso (acera, entrada, rampa de parking, muelle de carga, escalera, etc…) contra la formación de hielo y la acumulación de nieve.

deshielo-exteriores-2

Se usan cables calefactores especiales (ver producto cable para deshielo) con alta resistencia mecánica a unas potencias lineales de entre 20 y 30W/m.

En las vías para peatones, el cable se coloca en un lecho de arena o en una capa de hormigón.

deshielo-exteriores-3

 

  1. Superficie reforzada (adoquines,..)
  2. Sensor de humedad (agua, nieve hielo)
  3. Lecho de arena (por encima y por debajo)
  4. Cable calefactor
  5. Base firme de grava (macadam)

 

 

 

 

 

En las escaleras o terrazas, el cable se puede colocar directamente en el cemento cola fijando el revestimiento de suelo.

deshielo-exteriores-4

  1. Revestimiento de suelo (baldosas)
  2. Cemento cola flexible
  3. Cable calefactor
  4. Base de la escalera

 

 

 

 

 

 

En vías de comunicación para vehículos, es recomendable colocar el cable en una capa de hormigón para protegerlo contra el posible deterioro debido a la carga soportada por la vía de comunicación.

deshielo-exteriores-5

  1. Superficie reforzada
  2. Sensor de humedad
  3. Lecho de arena
  4. Capa de hormigón (protege el cable de la carga de los vehículos)
  5. Cable calefactor
  6. Base firme de grava(macadam)

 

 

 

 

Para el deshielo de superficies exteriores se instala una potencia superficial de 250-300W/m2 para asegurar que funcione correctamente el sistema a temperaturas muy por debajo del punto de congelación.

La regulación es un elemento primordial para el correcto funcionamiento del sistema y una puesta en marcha inmediata en cuanto aparece el riesgo de helada (ver cables de deshielo y regulación). Además de controlar la temperatura, el sistema necesita monitorizar la humedad de la superficie a proteger. Un accionamiento manual y tardío de los cables resultaría en una demora de varias horas en conseguir la desaparición de la nieve.

Ver cables de deshielo y su regulación.

Deshielo de tejados, canalones y bajantes

deshielo-exteriores-6

El principal problema en zonas de nieve aparece en los canalones o bajantes de tejados. Cuando se derrite la nieve acumulada en el techo por acción del sol, o por las pérdidas de calor del último piso en caso de un aislamiento insuficiente de la construcción, el agua liberada puede congelarse de nuevo en los canalones o bajantes. Esta helada puede conducir a un deterioro de las tuberías tanto por la helada misma como por el propio peso de hielo. Incluso, cuando queda obturada la evacuación del agua, esta última empieza a formar carámbanos o a infiltrarse debajo de la cubierta del tejado o detrás de la fachada, provocando daños importantes en cuanto vuelva a helarse.

La colocación de un cable calefactor dentro de los canalones y bajantes de agua de tejado permite solucionar estos problemas de manera sencilla. Para conductos estándares (de un diámetro de hasta 150mm), se instala una potencia de 30 a 40 W/m por metro de conducto, y hasta 60W/m en zonas de más altitud. Se recomienda elegir un cable de potencia lineal de 15-20W/m para poder realizar una instalación de 2 a 3 tiras y cubrir una mayor superficie.

La fijación del cable se realiza mediante las grapas y cadenas de plástico diseñadas a este efecto (ver página productos cables de deshielo).

deshielo-exteriores-7

También, se pueden proteger los tejados de la helada con la fijación de un cable calefactor en este último. Se suele instalar en forma de zig-zag con una distancia adecuada para alcanzar una potencia instalada del orden de 200W/m2 o 250-300W/m2 en zonas de más altitud.

Como para el deshielo de vías de acceso, una regulación adecuada es primordial a un correcto funcionamiento (control de temperatura y humedad). Un accionamiento manual y tardío de los cables resultaría en un derrite sólo parcial del hielo con formación de un hueco en el hielo actuando como aislamiento térmico e impidiendo el deshielo completo de los conductos.

¿NECESITA MÁS INFORMACIÓN?

Llámenos al teléfono 93 261 11 25 o envíenos el siguiente formulario y contactaremos con usted a la mayor brevedad posible.





Por seguridad introduzca los caracteres de la imagen
captcha

VISITE NUESTRA TIENDA ONLINE

En nuestra tienda virtual podrá adquirir todos nuestros productos de forma cómoda y rápida, 24 horas al día. tienda-online-ceilhit VISITAR TIENDA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies